Por qué Alemania se está despidiendo de la energía nuclear

El gobierno alemán sorprendió a Europa con el anuncio del cierre de su programa de energía nuclear hace un año, inmediatamente después del desastre de Fukushima. Algunas plantas han vuelto a abrir, pero otras nunca lo harán. Todas ellas estarán cerradas y retiradas de servicio definitivamente en 2022.

En el campo de la energía, esto pareció una decisión precipitada, pero no fue así. En Berlín esta semana pasada, quedó claro que esto no fue una decisión sencilla, instantánea, en respuesta a la tragedia japonesa. El sentimiento anti-nuclear tiene una larga historia y un amplio apoyo de toda la sociedad.

por que alemania deja la energia nuclear

Crecimiento de los Verdes

Ese consenso contra la energía nuclear tiene sus raíces en el Partido Verde. Los Verdes surgieron de la generación rebelde de 1968. En EEUU pensar en un partido verde es pensar como si sólo se tratara de un movimiento ambientalista; eso es una gran parte del movimiento ecologista alemán, pero ciertamente no la única. Los primeros verdes rechazaron conscientemente lo que ellos percibían como los ideales de ambos lados de la Cortina de Hierro que dividió a su país. Eran tanto anti-capitalistas como anti-autoritarios.

Mientras tanto, desde 1950 hasta la década de 1970, la energía nuclear se promovió, a ambos lados del muro, como la solución a todos los problemas energéticos. Los fundadores del movimiento verde no estuvieron de acuerdo con ninguna de las partes; lo nuclear era visto como militarista, debido a su asociación con armas nucleares, consumista, ya que promovía un mayor uso de la energía, y autoritario, ya que promovía una estructura centralizada del poder. Cuando, después de Three Mile Island y Chernobyl, se hizo evidente que la energía nuclear también era peligrosa, la oposición se consolidó.

Desde las década del 60 y 70, los Verdes han madurado como partido político y moderado algunos de sus puntos de vista con el fin de alcanzar el poder. Hoy en día, pueden contar con alrededor del 15-20% de los votos a nivel nacional y pueden ganar algunas elecciones locales. Pero sus ideas centrales contra la energía nuclear no se han moderado. Por el contrario, han convencido al resto del país con sus argumentos. Aún antes de Fukushima, la energía nuclear fue rechazada por más del 80% del público.

La decisión fue tomada realmente antes de Fukushima

En los primeros años de este siglo, durante el gobierno de Schroeder-el primero en el que los Verdes tuvieron poder- se llegó a un acuerdo con las empresas de servicios públicos según el cual se cerrarían todas las centrales nucleares para el año 2022. Este intervalo se calculó como el tiempo suficiente para pagar toda la inversión, más la depreciación de las centrales nucleares. Pero, cuando el gobierno conservador de Merkel llegó al poder, este acuerdo se suspendió por ser “una decisión impopular”.

Los acontecimientos de hace un año en Fukushima dieron al gobierno de coalición de Merkel la oportunidad que necesitaba para limpiarse la cara al reconsiderar su decisión. Aunque podría haber parecido repentino que Alemania suspendiera su energía nuclear, no debería. Es casi suficiente decir que ahora ser anti-nuclear es parte de ser alemán.

Conclusión: Más antinuclear que pro-clima

Sin embargo, eso no lo hace correcto. Esta historia muestra cómo las decisiones y los sentimientos de hace 40 años pueden rebotar hasta hoy. En ese momento, sus argumentos podrían haber tenido sentido, pero el problema del clima y de los efectos sobre la salud del carbón y el petróleo, deben ser una prioridad mayor que el cierre de una fuente de energía libre de carbono sumamente segura.

Esta semana pasada alguno de los Verdes dijo que no es una contradicción estar a la vez a favor de la acción por el clima y ser antinucleares. “Vamos a hacer las dos cosas”. Señalaron que incluso antes de Fukushima, la mayor parte de la electricidad que provenía de energías renovables no era de energía nuclear. Pero esa es una salida fácil y no reconoce que las opciones políticas son una cuestión de establecer prioridades.

Fuente: Consumer Energy Report

Deja tu comentario

Quenergia by Responet
Carrer de les Tres Creus 104, 3r 2a. 08202 Sabadell (Barcelona) | +34 935 377 788 | info@quenergia.com